Tener un buen acristalamiento en casa

En muchas ocasiones nos surgen dudas sobre que ventanas escoger y a que darle importancia a la hora de escoger una. En el post de hoy vamos a hablar de un aspecto muy importante: Los tipos de acristalamiento.

Hemos comentado en otros posts  la importancia de tener una ventana de calidad. Tenerla te ayudará con el aislamiento acústico, supondrá un importante ahorro energético y nos protegerá del frío en invierno (aunque la ventana esté cerca de una cama), además de otras muchas más ventajas que veremos a continuación.

Para tener una ventana que nos proteja de todo ello es importante tener un buen acristalamiento, ya que es la forma más fácil de aumentar el rendimiento de una ventana. Por ello, vamos a hablar de los tipos de acristalamientos que disponen las ventanas de Velux, para decidir cual será mejor para nuestro hogar, en función de nuestras necesidades.

 
cp-headheight

Tipos de acristalamiento

Hay 4 tipos de acristalamiento:

1.Acristalamiento 70

Dispone de dos paneles, uno interior y otro de endurecido para así mantener el calor y reducir el coste en calefacción, reducir el ruido del exterior, aumentar la seguridad interior y proteger contra las grandes tormentas.

 

2. Acristalamiento 70Q

Este acristalamiento dispone de dos vidrios, uno laminado y otro endurecido. De igual manera que el anterior, mantiene la calor, reduce el ruido, aumenta la seguridad interior, protege contra fuertes nevadas y tormentas pero, además, mejora la seguridad contra robos gracias a un vidrio más grueso.  

 
 
130093-01-xxl_z9a5189
126467-02-xxl

3. Acristalamiento 66 

 Dispone de dos vidrios, uno laminado, otro templado y 3 capas más adicionales para un mayor aislamiento térmico. De esta forma reduciremos la perdida de calor y el ruido de fuera , aumenta la seguridad gracias al vidrio laminado, es más fácil de limpiar y reduce significativamente el rocío.

 

4. Acristalamiento 62D

Dispone de acristalamiento laminado, así como 3 capas de acristalamiento con gas krypton (especial para aislar térmicamente) y un vidrio laminado. Todo ello contribuye a reducir la perdida de calor, el ruido exterior, el rocío y a diferencia de los dos anteriores consigue una atenuación del ruido de la lluvia.

 
 

Una vez tenemos las opciones sobre las que decidir es cuestión de valorar que preferimos para nuestro hogar o más bien que necesidades debemos cubrir para decantarnos por uno u otro.

Deja un comentario

Suscríbete GRATIS a nuestra revista digital ¡Y NO TE PIERDAS NI UNA SOLA EDICIÓN!