Ventajas de disponer de una ducha en el dormitorio

Ventajas de tener una ducha en el dormitorio

Duchas en los dormitorios

Se trata de una propuesta muy moderna, estilosa y que aumentará nuestra confortabilidad en un 100%. Las duchas ya no son un simple sanitario para asearnos cada día sino que actualmente incluyen sistemas de hidromasaje y vapor que nos permiten disfrutar de baños completamente relajantes.  Un baño de este tipo no dura solo 5 minutos, necesitas tiempo para relajarte y conseguir eliminar todo el estrés corporal y mental.

 

Si tienes un baño compartido con tu familia seguramente no dispondrás de mucho tiempo ya que esta es una habitación que siempre se encuentra en uso por lo que instalar una ducha en tu dormitorio te brindara innumerable beneficios. El dormitorio junto con el baño son las estancias más confortables de la casa por lo que al fusionarlas conseguiremos un estupendo resultado. 

 

Quienes poseen un dormitorio con espacios amplios tienen muchas más posibilidades de decoración, pero igualmente si tienes una habitación pequeña tienes varias opciones ya que las duchas no requieren de demasiado lugar y pueden ser ubicadas en cualquier esquina.

 

En el caso de los dormitorios grandes, la ventaja es que mantendremos alejados la cama de la ducha por lo que obtendremos una mayor privacidad. Ten en cuenta que también existen duchas con cabinas de cristales grabados o que puedes colocar un vinilo decorativo sobre ella para opacarlo y eliminar la transparencia total de estos y así, de esta manera, aumentar la privacidad de las duchas.

 

Una ducha relajante en un espacio como el dormitorio es mucho más agradable que en el baño. Primero porque se trata de una estancia más íntima, libre de malos olores y ruidos que podrían causar las cañerías e inodoros. Además, al instalar una ducha en el dormitorio te estás dando la posibilidad de tomar un baño relajante a la mañana y comenzar el día mucho más animado y despierto o tomar una ducha a la noche e ir directamente a dormir para tener una noche de sueño perfecta.

 

 Algunas personas deciden que lo mejor es colocar una separación entre la ducha y el dormitorio como una pared media o una mampara, para algunos es un espacio más cómodo e íntimo por lo que si dispones de espacio, es una buena alternativa. En cambio, otros prefieren instalar la ducha en una esquina de la habitación como un mueble más del conjunto mobiliario del dormitorio sin divisiones, ni nada que pueda separar los ambientes. Para ello hay empresas de cambio de bañera por ducha que también te pueden ayudar con una instalación nueva en este tipo de estancias.

 

Las dos opciones son totalmente válidas pero todo depende de tus gustos y preferencias.  Aprovecha tu cuarto de dormitorio para convertirlo en un espacio mucho más personal y confortable para ti agregando a su decoración una ducha de hidromasaje o vapor, o quizás una ducha convencional pero que sea capaz de ofrecerte una sensación de relax mucho mayor a la que disfrutas al día de hoy.

 

 

3 ambientes que puedes crear en tu dormitorio de matrimonio

3 ambientes que puedes crear en tu dormitorio de matrimonio

 

El dormitorio principal es uno de los espacios más importantes en cualquier casa o apartamento. Es el lugar que dedicamos a nuestro descanso y a nuestro relax, ya lo dediquemos exclusivamente a dormir, ya lo dediquemos a otras actividades para relajarnos como ver series o leer. Por eso, es fundamental que cuidemos con especial mimo el ambiente que creamos en esta habitación que es tan importante en nuestro día a día.

Como sabes, la decoración es la principal herramienta con la que contamos para crear espacios y ambientes en nuestros hogares. Es la mejor y más indispensable manera de, en este caso, conseguir tener el dormitorio que más se amolde a tus necesidades y a tus gustos.

Para que puedas inspirarte, a continuación te proponemos 3 ideas que se encuentran entre las más demandadas cuando se trata de la decoración de un dormitorio. Contamos con la ayuda de una de las compañías referentes en el sector, Bandera Vivar. Ellos cuentan con más de 60 años de experiencia en el sector, cuentan 5 grandes tiendas físicas, aunque puedes realizar tu pedido desde cualquier punto y te lo envían con todas las garantías. Por eso conocen a la perfección cuáles son los gustos del público, las tendencias y cómo ofrecer la mejor solución a cada caso.

Un dormitorio acogedor y confortable

Cuando hablamos de dormitorios de matrimonio, una de las principales demandas, uno de nuestros principales objetivos, es que sea acogedor. Queremos que cuando estemos en él nos transmita tranquilidad, calidad y sensación de confort. Si este es también tu principal objetivo, estas son algunas recomendaciones.

Para el cabecero de la cama, una de las piezas que más espacio cubre y, por tanto, clave para construir nuestro ambiente en el dormitorio, nuestra recomendación es que optes por un cabecero tapizado y/o acolchado. Su aspecto suave y confortable te invita al relax. Además, son muy cómodos si utilizas la cama para estar también sentado, por ejemplo, para leer o ver la tele. Será un respaldo perfecto.

Lo más importante para el resto de elementos (cómoda, mesitas, sinfonier, etc.) es que tengan coherencia entre ellos y con el cabecero que escojas. La coherencia es la clave para que la estética de tu habitación también te transmita paz, será la que defina el estilo. Precisamente las dos siguientes propuestas tienen que ver con decidirse por un estilo.

Un dormitorio moderno y minimalista

Si estás decidido a tener un dormitorio con un toque especial, que te ofrezca un espacio diáfano o incluso divertido y alegre, entonces debes optar por muebles y elementos de acuerdo a las últimas tendencias del mercado.

Si buscas un aspecto diáfano, entonces escoge mesitas, cabecero, sinfonier y cómoda de colores claros y lisos, de estilo nórdico. La poca ornamentación (incluso sin tiradores), las líneas rectas y bien definidas serán las que te proporcionen esa luminosidad que estás buscando.

Sin embargo, si buscas un aspecto más alegre, entonces puedes optar por colores más vivos, como el turquesa o el mostaza. Estos colores otorgarán calidez pero también diversión al espacio en el que te relajas. Otro estilo muy demandado y original es el industrial, que combina hierro con madera. 

Un dormitorio clásico

Si tus gustos son más tradicionales y quieres apostar por un estilo que no pasa de moda, entonces escoge propuestas más clásicas. Los muebles clásicos suelen definirse por ofrecer un aspecto sólido, tener más ornamentación como molduras y ser de maderas consideradas nobles y barnizadas. 

Así pues, si este es tu caso, escoge un dormitorio robusto y elegante que te proporcione un estilo que perdure en el tiempo y te ofrezca lo que estás buscando.

Suscríbete GRATIS a nuestra revista digital ¡Y NO TE PIERDAS NI UNA SOLA EDICIÓN!