Decora tu casa con césped artificial

El césped artificial se presentaba hasta la fecha como una de las mejores opciones para cubrir un jardín o un ático. Pero desde hace un tiempo también se ha incorporado como una solución muy interesante en la decoración de interiores. El resultado es espectacular, además de original y vistoso.

Nos encontramos con un material resistente, que no requiere de mantenimiento, y que tiene cabida en todo tipo de superficies debido a su versatilidad, ya sea en exteriores o en el interior de una vivienda. Decora tu casa con césped artificial y comprobarás en muy poco tiempo el enorme rendimiento que le puedes sacar. Es ideal para encajar en la zona de la piscina, en tu terraza o en la zona de juegos para los más pequeños de la casa.

Propuestas de decoración con césped artificial en interiores

El césped artificial es una propuesta que encaja a la perfección en interiores. Nadie puede poner en duda su valor decorativo, ya sea como sustituto de alfombras o incluso como revestimiento del suelo, principalmente en el cuarto de juegos o en estancias reservadas para la práctica de ejercicio. Proporcionan una superficie mullida, más natural y que desempeña también una función como aislante térmico.

En el salón tiene cabida como alfombra, permitiendo sentarse o tumbarse sobre una superficie confortable. Tiene la ventaja de que puede instalarse sobre cualquier tipo de suelo, ya sea sobre madera, baldosa, hormigón o cemento. En el caso de que no tengas intención de dejarlo fijo siempre puedes solicitar que lo coloquen con un sistema de pegado removible.

Los interioristas también le han encontrado acomodo al césped artificial en el interior y no precisamente en los suelos. Además de aportar una gran estética, es un perfecto aislante acústico capaz de aportar estilo y naturalidad en aquellas paredes que presenten algún tipo de deterioro. Si no te atreves a instalarlo de manera directa sobre ella, la opción más interesante pasaría por fijarla sobre un tablero de madera que realizara la función de base y se creara una especie de jardín vertical.

¿Por qué el césped artificial es lo mejor para la zona de piscinas?

En el entorno de la piscina es posible que tengamos dudas sobre cuál es la superficie más adecuada. Nos preocupa que no provoque resbalones, pero que tampoco exija un gran mantenimiento o una inversión elevada. Utilizar césped artificial para decorar zona de piscinas es lo más recurrente.

Su limpieza y conservación apenas requiere esfuerzo. Aporta una estética que no tendrá nada que envidiar al césped natural y ahorrarás mucho más dinero. El consumo de agua es mínimo y no será necesario regarlo con demasiada frecuencia. Además, el cloro y los productos químicos que se emplean en la piscina para mantenerla en perfecto estado no le causarán ningún tipo de daño.

Por último, hay que destacar la seguridad que aporta. Reduce de manera considerable las opciones de caída a la salida de la piscina, y también es ignífugo, ya que la mayoría de los modelos suelen ser resistentes al fuego, lo que permitirá disfrutar de las barbacoas en el jardín sin riesgo de incendio.

La manera de encajar el césped artificial en las terrazas

Decorar la terraza con césped artificial y plantas naturales conseguirá enriquecer, sin lugar a dudas, un espacio en el que cada vez pasamos más tiempo con la llegada del buen tiempo. Se pueden llegar a crear auténticos jardines incorporando macetas y pequeños árboles que ayudarán a aportar mucha serenidad.

Además, este material resulta muy estético, capaz de encajar en la decoración otros elementos como pérgolas, tarima sintética, toldos o mobiliario de mimbre.

Con el césped artificial conseguirás proteger el suelo de posibles manchas o fracturas. En lo que se refiere al mantenimiento, se podrá conservar en buen estado durante todo el año solo con tan solo realizar un ligero cepillado de vez en cuando.

 

Ventajas del césped artificial en una casa

La instalación del césped artificial no exige una gran inversión. Su  colocación es muy sencilla y es capaz de adaptarse a todo tipo de superficies, incluso a la tierra si previamente somos capaces de preparar el terreno.

No requiere de mantenimiento, y es más económico y sostenible si se compara con el natural. A la hora de limpiarlo basta con pasarle un cepillo.

Se puede colocar en torno a la piscina, ya que es capaz de resistir los efectos del cloro, además de ser antideslizante. Se mantendrá como el primer día aunque le caigan productos químicos o quede expuesto al sol.

Deja un comentario

Suscríbete GRATIS a nuestra revista digital ¡Y NO TE PIERDAS NI UNA SOLA EDICIÓN!