¿Cómo ahorrar en una reforma de cocina? ¡9 Tips!

Una de las renovaciones más populares cuando se quiere cambiar la imagen, o incluso la funcionalidad de un área del hogar, es la cocina, y es que se trata del sitio en donde ocurre la magia en todo sentido.

En este sentido, puede ser emocionante pensar en su reforma, pero no se debe romantizar dicho proceso, porque también puede resultar complicado y costoso.

Sin embargo, existen estrategias inteligentes que te permitirán transformar tu espacio culinario sin quebrar el banco. En pro de ello presentamos varios consejos clave para ahorrar durante una reforma de cocina.

Planificación detallada

Antes de sumergirte en la remodelación, realiza una planificación minuciosa, que para esto, lo recomendado es definir tus objetivos, establecer un presupuesto y elaborar una lista de prioridades con respecto a los aspectos a reformar.

Aunque no lo creas y parezca algo sin trascendencia, esto evitará gastos innecesarios y te ayudará a mantener el control financiero durante todo el proceso. En otras palabras, esta es la manera de empezar con buen pie para lograr el éxito.

Reutiliza y restaura

No subestimes el poder de reutilizar y restaurar elementos existentes en tu cocina. Puedes optar por cambiar el aspecto de tus gabinetes mediante el repintado o la aplicación de nuevas manillas.

Por lo general se piensa en desecharlo todo, haciendo una renovación total, pero este enfoque puede brindar una apariencia fresca sin la necesidad de comprar mobiliario completamente nuevo.

No temas a la segunda mano

Explora opciones de segunda mano para electrodomésticos, griferías y accesorios. Muchas veces, puedes encontrar artículos en excelente estado a precios más asequibles que los nuevos.

Redes de intercambio, tiendas de segunda mano o ventas de garaje pueden convertirse en fuentes valiosas que te serán de utilidad para ahorrar cada vez un poquito y un poquito más al final.

Comparación de precios

Antes de realizar cualquier compra, aprovecha internet y compara precios en diferentes tiendas online. De hecho, puedes buscar directamente en secciones como en este caso, cocinas baratas, para sorprenderte por lo económico.

Asimismo, aprovecha descuentos, ofertas especiales y promociones, después de todo, la investigación previa puede marcar la diferencia en tu presupuesto, permitiéndote encontrar la mejor calidad al precio más bajo.

Haz tareas tú mismo

Aprender algunas habilidades básicas o ponerlas en práctica si ya las tienes, puede ahorrarte considerablemente en costos de mano de obra. Tareas como pintar, instalar azulejo, hacer arreglos en las paredes s o montar muebles pueden realizarse por cuenta propia, reduciendo así el gasto total de la reforma.

Prioriza elementos esenciales

Al diseñar tu cocina, identifica elementos esenciales y prioriza su renovación a partir de ello. Enfócate en áreas que necesiten una actualización urgente, como la iluminación, la fontanería o los electrodomésticos según corresponda en cada caso. Esto te permitirá gastar tu presupuesto de manera más eficiente.

Aprovecha descuentos

Aprovecha las ofertas y descuentos que surgen en determinadas temporadas como suele ser típico. Muchas tiendas ofrecen rebajas de poco o muy significativas durante eventos especiales, ferias o celebraciones.

Incluso existen tiendas como Miroytengo, en donde cuentan con una sección especial de ofertas, lo que significa que todos los días encuentras maneras de ahorrar en muebles, en este caso, de cocina. El punto es que planifiques tu renovación para aprovechar estas oportunidades y maximizar tus ahorros.

Negocia con contratistas

Al buscar profesionales para la remodelación, no dudes en negociar los precios, es decir, no se trata de regatear de tal forma en que sea ofensivo, aunque no tienes que quedarte con el primer precio que te ofrezcan.

Del mismo modo, obtén presupuestos de varios contratistas y explora la posibilidad de obtener descuentos o acuerdos especiales. La habilidad para negociar puede marcar una gran diferencia en los costos finales.

Evita cambios de diseño

Una de las mayores fuentes de gastos adicionales durante una reforma, es realizar cambios en el diseño original. Mantén tu planificación inicial y evita alteraciones significativas una vez que el proceso haya comenzado. Esto reducirá los costos imprevistos y garantizará que te mantengas dentro del presupuesto establecido.

Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de una cocina renovada sin sacrificar tu estabilidad financiera. La planificación cuidadosa, la creatividad y la paciencia son clave para lograr una reforma exitosa sin gastar más de lo que tienes.

 

Deja un comentario

Suscríbete GRATIS a nuestra revista digital ¡Y NO TE PIERDAS NI UNA SOLA EDICIÓN!