Colchas de verano, la solución para vestir y decorar el dormitorio

En ocasiones, durante la temporada estival el ascenso de la temperatura complica el óptimo descanso en los dormitorios si no contamos con la ropa de cama adecuada.

Por fortuna, existe una opción que facilita el control del calor en las noches: comprar colchas de verano. Este tipo de elemento no solo simplifica el objetivo de alcanzar un sueño placentero y renovador, sino que permite vestir las camas de forma simple, rápida y elegante. 

¿Qué son las colchas de verano?

También conocidas como colchas pañuelo, son el tipo de colcha que carece de capas de relleno y cuya principal finalidad es la de servir como elemento decorativo.  

Se caracterizan por su ligereza y frescura, convirtiéndose en las piezas perfectas para cubrir las camas cuando el calor apremia. En la actualidad, es posible encontrar una amplia variedad de diseños.

El uso de textiles naturales facilita la limpieza y mantenimiento. Aunque todo depende del fabricante, en la mayoría de los casos basta con meterlas en la lavadora y tender al aire para secar, lo que supone una gran ventaja en hogares donde habitan niños pequeños y mascotas. 

Ventajas de utilizar colchas de verano

A diferencia de las prendas de invierno, las colchas de verano están diseñadas para favorecer el descanso y la conciliación del sueño. Esto se debe a que son fabricadas a partir de textiles más finos y naturales.

Asimismo, mantienen bien vestidas las camas ante la ausencia de los clásicos edredones. En este sentido, sirven como elemento decorativo y facilitan la tarea de encontrar modelos y tejidos en función de los gustos y necesidades individuales.

Teniendo en cuenta que carecen de relleno, suelen estar confeccionadas en poliéster, lo que facilita el mantenimiento, evita la presencia de las antiestéticas arrugas y permite su uso como fina prenda durante las noches frescas del verano.     

Diseños que marcan tendencia en las colchas de verano

Antes de pasar a enumerar las tendencias que marcan pauta en la actualidad, conviene prestar atención a dos consejos claves al momento de vestir las camas usando colchas de verano. En primer lugar, intentar que la colcha llegue hasta el suelo, por ello, conviene elegir piezas de una talla más grande que la cama.

Por otra parte, los expertos en decoración recomiendan apostar por el minimalismo, exceptuando que se trate de colchas para dormitorios infantiles, siempre será una mejor inversión adquirir opciones sobrias que permitan jugar con la decoración.

El blanco nunca pasa de moda

Además de atemporales, las colchas de verano blancas son delicadas, maximizan la sensación de frescura y se ajustan a diferentes estilos decorativos. Asimismo, el color evoca el equilibrio, la paz y la tranquilidad, por lo que favorece el descanso.  

En general, son la opción perfecta para los amantes de la sencillez, sin renunciar a la elegancia. Por otro lado, este tipo de colchas brinda mayor libertad a la hora de hacer combinaciones originales, solo es cuestión de dejar fluir un poco nuestro lado creativo.

Tonos tierra

La paleta de los tonos tierras y el beige son los indicados cuando el objetivo es generar sensación de calidez. Al igual que las colchas blancas, son fáciles de combinar, sobre todo, si el mobiliario del dormitorio está fabricado en madera. 

Las opciones confeccionadas en tejidos naturales armonizan muy bien en ambientes rústicos, mientras que aquellas que combinan variedad de tonalidades, elevan el nivel de elegancia.

Colores pastel

De la misma forma que sucede con las prendas de vestir, la ropa de cama ideal para el verano es aquella que invita a relajarse y promueve la frescura. Por ello, las colchas en colores pastel no dejan de ser tendencia, ya que aportan suavidad y son agradables a la vista.

Actualmente, disponemos de un despliegue de opciones para elegir más allá de la clásica paleta de azul y rosa, los mejores fabricantes se animan a explorar nuevas tonalidades y combinaciones.

Estampados y multicolores para los más osados

Por regla, los colores fuertes o estampados no forman parte de las tendencias veraniegas. Sin embargo, durante las últimas temporadas hemos visto emerger diseños alegres que resaltan la decoración en dormitorios donde el blanco y las líneas sencillas son los grandes protagonistas.

En la mayoría de los casos, armonizan a la medida con mobiliarios de madera, o en tonos grises, y son las indicadas cuando buscamos opciones que permiten crear efectos modernos y juveniles. 

 

Deja un comentario

Suscríbete GRATIS a nuestra revista digital ¡Y NO TE PIERDAS NI UNA SOLA EDICIÓN!